LAS ROAD RACES EN LA SANGRE

Raramente se encuentran «héroes» dentro de las carreras de motos. En la mayor parte del mundo las carreras de motos tienen menos repercusión que otros deportes, y aún menos que otros tipos de carreras. Pero una vez en cada generación, más o menos, surge un piloto con unas aptitudes y un carisma tan sobresalientes que es admirado casi universalmente y se convierte en héroe para sus fans y su país. Entre los 80 y los 90 este piloto fue Joey Dunlop: uno de los mejores pilotos de todos los tiempos y un héroe nacional para Irlanda, su país natal.

Aún más interesante es que Joey no solo era un talento milagroso, sino que además inició toda una saga familiar de campeones que viven (y también mueren) por y para las carreras. Esta es la historia de la família Dunlop, y la leyenda que les acompaña en el mundo de las road races.

Joey Dunlop “Yer Maun”

La historia de los Dunlop empieza en un pequeño patio en la Irlanda del Norte, en Ballymoney, de 1952. La família Dunlop era humilde y sometida a los racionamientos de la postguerra. Joey, con el tiempo apodado como “Yer Maun”, nació en esa casa, donde ni siquiera tenían agua corriente. Fue el hermano mayor de 7 y aprendió mecánica de su padre, que era “el chispas” de la localidad. A los 16 le propusieron participar en una carrera de motos (campo en el que la família no tenía experiencia previa alguna) y le prestaron una 50cc para participar en su primera carrera.

El virus de las carreras se apoderó con fuerza de Joey y se implicó mucho más en el mundillo a nivel de club, con sus padres y hermanos pequeños animándole en cada carrera. El primer campeonao de road races que ganó Joey fue en 1972, un 5º puesto en una carrera de 200cc.

There is a grey blur, and a green blur. I try to stay on the grey one.

(Hay una mancha gris y una mancha verde. Intento mantenerme en la gris)

-Joey Dunlop-

joey dunlop

El camino para Dunlop desde sus humildes inicios hasta convertirse en uno de los pilotos más reconocidos de la historia ha sido largo. Como muchos road racers irlandeses, país muy versado en los deportes, su meta era pilotar en el Tourist Trophy de la Isla de Man, cosa que consiguió hacer en el 1976, en el que participó en 4 categorías consiguiendo un discreto 16o puesto. No muy impresionante como primer resultado, però Joey, aunque era una persona silenciosa, bajito y que pasaba desapercibido, por el contrario tenia una voluntad y determinación inquebrantables y volvió a la siguiente edición consiguiendo su primera P1…el primero de muchos…tantos como 26, un récord que todavía no se ha batido desde el 2000. Su impresionante carrera también incluyó tres Hat Trick (cuando un piloto gana 3 carreras en la misma competición) en el TT en las ediciones de 1985, 1988 y 2000, 5 veces consecutivas el título de campeón del Formula 1 Tourist Trophy, unos increibles 24 primeros puestos en el Ulster Grand Prix, 13 en la North West 200 y participó incluso en WSB. Ningún otro piloto de road races de la historia ha tenido una carrera tan brillante.

Fue condecorado por la corona británica en 1986 como Excelentísimo Miembro del Imperio Británico (MBE) por sus servicios al deporte, y en 1996 fue nombrado también OBE (Oficial Miembro del Imperio Británico, cargo superior al anterior mencionado) por su labor humanitaria en los orfanatos balcánicos de Rumanía, Albania y Bosnia-Hercegovina, a los que llevó una furgoneta cargada de comida y ropa antes de empezar la temporada de carreras. Cuando él falleció se fundó la Joey Dunlop Foundation, organización caritativa que provee hospedaje apropiado para visitantes de la Isla de Man con minusvalías.

En 2013 se estrenó “Joey, El Hombre que Conquistó el TT “, un documental totalmente dedicado en la carrera motociclística de Dunlop. En 2014 se publicó un segundo documental (exclusivamente en Reino Unido e Irlanda) basado en la vida de Joey y sus hermanos.

Aunque se mantuvo apolitico y no religioso durante toda su trayectoria, tenía una superstición por la que llevaba siempre una camiseta roja y un casco amarillo.

joey dunlop
Joey Dunlop

Su carrera se vió truncada en el circuito de Pirita-Kose Loostrimetsa (Tallinn, Estonia) en el 2000 mientras lideraba la carrera de 125cc (ya había ganado la de 750cc y la de 600cc). Perdió el control de su motocicleta debido a la humedad de la pista y perdió la vida al instante al impactar contra los árboles. Joey tenía 48 años.

La reputación de héroe de la clase trabajadora a Dunlop le vino precisamente por su gran humildad. Dunlop es conocido por rehusar fama, atenciones y lujos. Nunca se consideró un héroe aún siendo una persona tan caritativa y con tanto talento. Ejemplo de ello es que la noche antes de su última carrera eligió dormir en la parte de atrás de su furgoneta, en la que transportaba su maquinaria, en vez de en la suite del hotel que llevaba su nombre de Tallin. Aunque él no se considerara un héroe, Irlanda y la comunidad motera sí lo hacía, así se demostró cuando más de 50.000 personas, incluyendo motoristas de Inglaterra e Irlanda y personas de toda índole de Irlanda del Norte formaron parte del cortejo fúnebre hasta Garryduff.

El mejor piloto de cada edición del Turist Trophy es galardonado con la “Joey Dunlop Cup” y una estatua con su imagen, subido a su Honda, fue erigida en su memoria en el Bungalow Bend, y la milla 26 del circuito del TT se ha bautizado con su nombre.

La familia que pilota unida, se mantiene unida

Jim Joey y Robert Dunlop

Uno de los hermanos menores de Dunlop también se enamoró de las carreras. Robert, que tenía 8 años menos, siguió los pasos de Joey, convirtiéndose él también en un excelente piloto, consiguiendo 5 pódiums en el TT de la Isla de Man, aunque su fuerte era la más rápida North West 200, que ganó nada menos que 15 veces, dos más que su hermano mayor.

Jim Joey y Robert Dunlop

Desgraciadamente Robert tampoco tenía demasiada suerte y sufrió muchas caídas lesivas. Concretamente en 1994, en una caída en el TT, perdió el control de su moto e impactó contra una pared de piedra. Sobrevivió al accidente però se tuvo que someter a una costosa y complicada operación en la que su brazo y pierna izquierdos quedaron más cortos. Aun así, a pesar de los dolores y las molestias no dejó de pilotar, aunque los seguros de las carreras le sometieron a severas restricciones. En 2003 anunció que se retiraría después de finalizar la temporada siguiente y se concentraria en la siguiente generación de pilotos de la família: William y Michael.

Robert, Michael y William

William y Michael, nacidos en 1985 y 89 respectivamente, crecieron en un ambiente totalmente motociclista, con un padre road racer y un tío road racer mítico, así que acabaran plenamente sumergidos en el gremio era más que obvio. Bajo la tutela de su padre y portando el famoso apellido Dunlop, prosperaron como jóvenes road racers, aunque sus carácteres diametralmente opuestos los llevaron a carreras ligeramente diferenciadas.

William, el hermano mayor, es el hermano más sereno y tranquilo, más parecido a su tío Joey. Se convirtió en otro reputado road racer con más de 100 carreras ganadas en varias carreras urbanas de Irlanda. Pero aunque en su tierra natal estas carreras se le daban tan bien, en el TT de la Isla de Man no tenía tanta suerte y nunca consiguió ganar ninguna.

Michael, el hermano más joven, es un piloto más temperamental, con ás potencial para llevar la grandeza del apellido Dunlop. Con una conducción más agresiva y decidida, mucho más competitivo que su hermano mayor, cosa que a menudo le ha llevado a discusiones y conflictos, tanto en el ámbito deportivo, con jefes de equipo, medios de comunicación, espónsosr e incluso con su propio hermano!

Aunque Michael no disponga de un «botón de apagado», su autenticidad y su ferocidad en el pilotaje le han valido bastantes victorias en el Tourist Trophy y mantuvo el récord de vuelta más rápida hasta este año con un tiempo de 16’54’’ con una velocidad media de 133,96 millas por hora (este año Peter Hickman ha fulminado todos los récords haciendo una vuelta rápida de 16’42’’ con una velocidad media de 135,45 millas por hora….217km/h…ahi lo dejamos….).

Michael y William Dunlop
Robert Dunlop

En 2006 Robert se sometió con éxito a una operación para recuperar su pierna, y sintiéndose mejor, volvió a las carreras. Ese mismo año obtuvo su 15a victoria en la North West 200. Un récord que todavía mantiene hoy en día. Con padre y dos hijos pilotando al mismo tiempo, la família Dunlop era realmente una dinastía.

En 2008 la moto de Robert fue modificada para su comodidad, poniendo las manetas de freno y embrague en el mismo lado. Durante los entrenamientos Robert se equivocó y accionó el freno delantero en vez del embrague, bloqueando su rueda delantera a 160 millas/hora. Para más inri su hijo menor, Michael, estaba en pista en el mismo momento, a unos segundos de su padre.

Los peligros de las carreras se llevaron otro de los Dunlop ese día, dejando a los dos hijos sobrellevando el apellido. Curiosamente, la tragedia, lejos de romper el espíritu guerrero de los hermanos, lo reforzó. Ambos hermanos volvieron a la carrera. A William le falló la moto y tuvo que retirarse, però Michael (con 19 años en ese entonces), con su famosa determinación, ganó. Dedicó la victoria a su padre Robert que posteriormente fue enterrado al lado de su hermano Joey, en la localidad de donde es originaria la família, en Irlanda del Norte.

La otra cara de las road races

Desgraciadamente no ha sido el último Dunlop que se han cobrado las road racers. Este mismo año 2018, en la Skeries 100, road race celebrada en Irlanda a principio de Julio, William sufrió el infurtunio de su família: el aterrizaje de su moto tras haber pasado por un bache reventó el tapón del cárter de su Yamaha R1 provocando la pérdida del aceite que fue a parar a la rueda trasera, descontrolando su moto y provocando su muerte. William acababa de ser padre por segunda vez, después de un embarazo complicado. Este accidente dejó a la família muy hundida, Robert abandonó esa carrera así como el resto de temporada de road races. Varios pilotos se sumaron a la retirada de Michael en la Skerries 100 mostrando así sus respetos a la família Dunlop.

William Dunlop
William Dunlop
william Dunlop

Nos queda todavía Michael. Se ha tomado una pausa, pero la afición y todos sus fans estamos seguros de que «The Bull» volverá a la pista. Volveremos a verle volar bajito por las carreteras, deslumbrarnos con su fuerza y su pilotaje más que rebelde.

Michael Dunlop

En cada carrera se tienta la suerte.

Cada carrera representa la posibilidad de un podium….y de una caida…e incluso de fallecer en la pista.

Pero esta es la vida que han elegido los Dunlop, y la historia ha demostrado que no lo querrían de ninguna otra manera.

Dunlop Bungalow Verandah TT Course Mountain Mile

Fuentes:

www.wikipedia.com

www.bbc.com

www.bikebandit.com

2018-09-20T13:08:57+00:00Mundo Motero|